En ocasiones puede suceder que la distancia faltante en un mantenimiento programado no tenga mucho sentido. Sin embargo, eso lo podemos corregir rápidamente.

Lo primero que tenemos que tener claro es que la distancia faltante se calcula con la siguiente lógica: se resta el odómetro más alto registrado en el vehículo, al valor de la distancia programada.

Aquí un ejemplo...

Km + alto del vehículo A = 19 800
Distancia programada = 20 000
Distancia restante = 200

¿Qué puede estar pasando con los negativos? En ocasiones puede estar dado de alta algún kilometraje con un error de dedo. Por lo cuál el primer paso en este caso es revisar si hay un número extra en alguno de los kms del vehículo.

Siguiendo el caso que comentamos... este sería el escenario si hubiera un error de dedo:

Km + alto del vehículo A = 198 000
Distancia programada = 20 000
20 000 - 198 000 = -178 000
Distancia restante = -178 000


¿Cómo evitar que pase esto?


Recomendamos revisar periódicamente la secuencia de tus odómetros. Establece la frecuencia de tiempo necesaria para realizar esta actividad y evitar que se acumule el trabajo en estas revisiones.


Verás que esta práctica será cada vez más sencilla y necesitarás revisarlo cada vez menos.